¿Cómo podemos proteger a nuestras familias? ¿Qué pasa con ellas si el que genera los ingresos se ve imposibilitado a hacerlo? ¿Cómo hacemos frente a los gastos mensuales cuando por determinadas razones no tenemos la liquidez para poder pagarlos? ¿Qué pasa con la continuidad de la empresa cuando alguno de los socios fallece?

 

Por una cuestión cultural, las personas evitamos pensar en determinados temas que inevitablemente van a suceder.

Uno de ellos es la muerte. No se tienen en cuenta ciertos riesgos a los que nos vemos expuestos a diario y que tendrán una consecuencia infortunada para nuestras familias.

 

Todos trabajamos para cubrir las necesidades básicas (alimento, abrigo, techo, salud, etc.) Sin embargo también lo hacemos para tener un cierto nivel de vida y la idea es que lo podamos mantener o mejorar en el tiempo. Para ello debemos preguntarnos cuáles son las fuentes principales de ingresos y en base a esta información protegerla.

Cuando nuestro principal ingreso proviene de nuestro trabajo, hay varios eventos que pueden tener una consecuencia letal para que nuestra familia pueda mantener el nivel de vida.

 

Una enfermedad, una invalidez o un accidente  pueden llevar a una caída pronunciada de nuestro nivel de ingresos y la muerte a su desaparición. ¿Quién pegará las cuentas que siguen llegando?, ¿la educación de los chicos? ¿la prepaga?. El nivel de gastos de una familia no se puede llevar a cero, siempre hay un mínimo para que puedan mantener lo mismo que tenían antes y no sumarle a una tragedia, un problema financiero o económico.

 

En GI advisers lo ayudamos a planificar y prever este tipo de situaciones recomendando la solución de protección que mejor se adapte a sus necesidades y la de sus seres queridos. Es importante tomar conciencia hoy para cuidar a las personas que amamos. Siempre. Cuando estamos con vida y cuando no. De eso se trata.

¿Cómo podemos proteger a nuestras familias? ¿Qué pasa con ellas si el que genera los ingresos se ve imposibilitado a hacerlo? ¿Cómo hacemos frente a los gastos mensuales cuando por determinadas razones no tenemos la liquidez para poder pagarlos? ¿Qué pasa con la continuidad de la empresa cuando alguno de los socios fallece?

 

Por una cuestión cultural, las personas evitamos pensar en determinados temas que inevitablemente van a suceder.

Uno de ellos es la muerte. No se tienen en cuenta ciertos riesgos a los que nos vemos expuestos a diario y que tendrán una consecuencia infortunada para nuestras familias.

 

Todos trabajamos para cubrir las necesidades básicas (alimento, abrigo, techo, salud, etc.) Sin embargo también lo hacemos para tener un cierto nivel de vida y la idea es que lo podamos mantener o mejorar en el tiempo. Para ello debemos preguntarnos cuáles son las fuentes principales de ingresos y en base a esta información protegerla.

 

Cuando nuestro principal ingreso proviene de nuestro trabajo, hay varios eventos que pueden tener una consecuencia letal para que nuestra familia pueda mantener el nivel de vida.

 

Una enfermedad, una invalidez o un accidente  pueden llevar a una caída pronunciada de nuestro nivel de ingresos y la muerte a su desaparición. ¿Quién pegará las cuentas que siguen llegando?, ¿la educación de los chicos? ¿la prepaga?. El nivel de gastos de una familia no se puede llevar a cero, siempre hay un mínimo para que puedan mantener lo mismo que tenían antes y no sumarle a una tragedia, un problema financiero o económico.

 

En GI advisers lo ayudamos a planificar y prever este tipo de situaciones recomendando la solución de protección que mejor se adapte a sus necesidades y la de sus seres queridos. Es importante tomar conciencia hoy para cuidar a las personas que amamos. Siempre. Cuando estamos con vida y cuando no. De eso se trata.